Curso de Budismo Dzogchen

DZOGCHEN: LA GRAN PERFECCIÓN

Dzogchen,  es el nivel más alto de enseñanza de la escuela Bon y dentro de la tradición Nygma en el budismo Tibetano.

Esta tradición se considera la  más antiguas que ha existido en esta humanidad, se considera su existencia alrededor de 17 mil años sin interrupción hasta nuestros días.

Tanto la escuela budista Nyngma, como la tradición Bön, consideran a DZOGCHEN como su enseñanza central y más importante, y como el camino definitivo para obtener la liberación.

¿QUÉ SIGNIFICA DZOGCHEN?

La palabra DZOGCHEN, significa absolutamente completo. Es conocido con otros nombres como: La gran perfección, la gran realización, el gran medio, unión perfecta y también, unión con la realidad suprema.

DZOGCHEN o Gran Perfección se considera el método natural para descubrir dicho estado primordial que existe en cada individuo. Toda la enseñanza  va dirigida a que cada individuo, sin  importar el nivel de desarrollo pueda tener una experiencia clara  del estado de nuestra verdadera naturaleza.

LA PRÁCTICA DE BUDISMO DZOGCHEN

La práctica de DZOGCHEN, consiste en cultivar simplemente una plena aceptación de todas las cosas y enfatizamos el aspecto de la observación de todos los fenómenos  “tal cual son”.

Se hace énfasis en no rechazar nada.  Todo debe ser es visto como una manifestación de la mente.  En el momento en que aceptamos todas las manifestaciones de la mente  “tal cual son”. Todo el oscurecimiento mental. Cualquier sufrimiento o dolor, se empieza a disolver y  se empieza a integrar en nosotros,  permitiéndonos regresar a un estado de armonía  y de reconocimiento de nuestra verdadera esencia.

Objetivos del Curso de Budismo Dzogchen

Uno de los primeros objetivos de este curso es poder ayudar a la persona a poder entender cómo funciona el juego de la mente, ya que esta es la causante principal de nuestros problemas y sufrimiento.

Posteriormente a través de distintas técnicas de meditación aprender a distinguir entre los diferentes estados meditativos por los que nuestra conciencia va pasando. La meta es dejar de identificarnos con nuestro ego, nuestras programaciones o creencias, poder reconocer lo que somos y poder experimentar nuestra verdadera naturaleza que en un estado de gozo y amor constantemente.

Duración: 4 meses (16 clases de 2 horas, una vez por semana)